Etiquetas

, , , ,

Pantalla Grande, muy grande.

 –  ¿Y para que querés una pantalla tan grande? ¿No es muy grande? – Me preguntan los que me conocen -.

– ¡Para esto! ¿Para qué más ? – Pienso yo -. Mientras escribo esto en WordPress mobile camino al trabajo.

Excusa que también sirve para no hablar sobre la presbicia que complicaba la lectura en cuatro pulgadas y pico. Y si. Cinco pulgadas y un poco es un tamaño glorioso. U para nada incómodo cuando se tiene un fin. 

Mientras tanto, con el mismo dispositivo, voy escuchando  Audioslave; y como además también tengo 4G en una buena parte del recorrido al trabajo; puedo ir salvando lo que hago; buscando imágenes para el post y subiéndolas.  Realmente es uno de esos momentos de epifanía donde no solo parece que todo va mejorando, sino que además se lo puede experimentar.

Sobre todo al ver que un espacio de tiempo usualmente muerto y no exento de sufrimiento – Ir al trabajo atravesando la ciudad de oeste a este – se transforma en un momento creativo; y lo que antes era una travesía interminable se transforma en – ¿Ya llegué?,

Analizando ahora un poco toda esta apreciación personal. No es difícil ver como diferentes tecnologías convergen para brindar una experiencia de usuario única; tomando como experiencia única, absolutamente personal y emocional, el hecho de transformar un momento de tedio en un momento inigualable de disfrute. 

Conectividad, capacidad de procesamiento  para correr mejores aplicaciones en un smartphone y formas efectivas de mostrar la interfaz de usuario en la pantalla. Lo cual es una combinación del adelanto de los últimos años tanto en pantallas para dispositivos móviles como de técnicas y lenguajes de programación sumados a pensamientos nuevos de diseño en cuanto a aplicaciones. Hacen que se genere esa sensación personal que dependiendo o no, de esta experiencia,  hacen que ames u odies algo. En este caso a esta nueva versión de WordPress Mobile, la cual es completamente funcional y natural cuando se están creando contenidos “On The Go” como este momento.

Recuerdo mis primeras experiencias con otras versiones de esta herramienta o incluso de Blogger. Donde no digo que había que ser ingeniero de cohetes para hacer un post. Pero requería de un buen conocimiento de HTML y mucha fé a la hora de suponer que el aspecto en línea del contenido iba a ser el mismo que estábamos viendo en la mini pantalla de en ese momento, mi móvil de turno.

Mención especial para la versión desktop de WordPress.com que es una living case de UX aplicado. Una estética y experiencia de usuario fuera de este planeta.

Vuelta a la realIdad ¿Acaso no nos vamos a algún lugar maravilloso cuando estamos inspirados? Me doy cuenta que estoy llegando al trabajo y que este post ya tiene la extensión y contenido que debería tener. Y además, una vez más, acabo de disfrutar el hecho de tener que desplazarme para ir trabajar. Y eso, créanme. Al menos hoy y para mí; es una de las tantas cosas maravillosas de la tecnología.

Anuncios